SOFTWARE LIBRE, NO SIGNIFICA GRATUITO!

La gente tiende a confundir términos, software libre=gratis, código abierto=algo muy complicado.

Hará casi una decada desde que decidí pasarme al software libre en mi ordenador de mesa y pronto pasó a formar parte de mi vida cotidiana, ahora tengo en mi portátil un dualboot con kali linux por una parte y un GNU/Hurd en la otra partición (con el que estoy empezando a conocer el nuevo microkernel de GNU) y en el de mesa, otro arranque dualboot con un Ubuntu Studio por un lado, para mis creaciones multimedia y por otro un RedHat en desarrollo.

Además en cada uno de ellos, como me encanta conocer y probar distros, tanto en el portátil como en el de escritorio, tengo maquinas virtuales con las que testar las funcionalidades de cada sistema y la experiencia que ofrecen configurados con diferentes ecritorios. Personalmente suelo usar VirtualBox, aunque también me gusta (Qemu, otras aplicaciones también libres, con las que virtualizar sistemas,) ahora mismo debo de tener entre los 2 ordenadores una 12 máquinas virtuales (S.O) en test. Es tan amplia la gama de posibilidades que ofrece el mundo del Software Libre, que resumirlas en unas palabras no resulta nada sencillo. (Tranquilos, ni es posible tampoco)

Muchos estaréis pensando “-Vale, vale pero dónde está la difréncia?

En Estados Unidos, hace años que tienen claro estos conceptos y por eso estan muy por delante de nosotros. Allí la gran mayoría de las empresas usan sistemas libres y diferéncian perfectamente estos conceptos y es por ello que pagan por tenerlo, si más no, código abierto sí transmite confianza y seguridad. Suficiente, verdad?

Nadie en su sano juicio pagaría por algo gratuito, eso lo tenemos todos bien claro, (y los Americanos también) Pero si cogemos un programa creado bajo licéncia GPL en el que podemos modificar su código y adaptarlo a las necesidades específicas de cada cliente, el hecho de instalárselo, configurarlo y ofrecerle una monitorización del mismo, con cópias de seguridad, almacenaje y mantenimiento de fallos o actualizaciones, es ahí donde se factura un buen servicio.

Con el añdido, que nuestro cliente, cada vez que renueve o no, contrato, se sentirá libre, de poder modificar o incluso mejorar el software, con lo que, no se sentirá atado a un solo servidor, sabiendo que cuando nos vayamos, tendrá un software de futuro, tan seguro como incaduco, Y se suma confianza, con seguridad. Cada vez va sonando mejor, verdad?

En RedHat, siguen este modelo de negocio y por ahora además de haberse beneficiado del software libre, hasta valorarse en 2018, en unos 1800 millones de euros, que ahora incluso cotizan en bolsa.

Existen muchos otros ejemplos de proyectos empresariales (y en España,) que están teniendo éxito con el software libre. Para todos aquellos empresarios, que sientan interés por qué es lo que el mundo del código abierto les puede ofrecer para sus negocios, el próximo 7-8 de Junio se celebrarála Open Expo Europe en Madrid. Más info en: https://openexpoeurope.com/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.